Cambia el mundo: Haz deporte

En este caso no tengo mucha más que decir. El autor del artículo lo deja meridianamente claro.
Estamos en total acuerdo con sus palabras.
Haz deporte. El que sea.
Cambia el mundo.

 

“El deporte tiene el poder de cambiar el mundo”

El discuso de Nelson Mandela que nos abre los ojos sobre el papel que puede jugar el deporte en nuestra sociedad, más allá de quién haga los trofeos

 

“El deporte tiene el poder de cambiar el mundo. Tiene el poder de inspirar; tiene el poder de unir a las personas de una manera muy especial y única. Habla a los jóvenes en un idioma que entienden. El deporte puede crear esperanza donde solo había desesperación. Es más poderoso que los gobiernos para derribar las barreras raciales. Se burla de todos los tipos de discriminación”.

Tengo que reconocer que no había leído estas palabras que en su día pronunció el líder sudafricano Nelson Mandela en uno de sus discursos. Gracias a Ona Carbonell, que las incorporó a la rutina con la que logró subir al podio en el Mundial de natación sincronizada, las escuché por primera vez.

Y difícilmente se puede expresar mejor que con estas palabras de Mandela el papel que puede y debe jugar el deporte. Y por ello debemos ser totalmente intransigentes con cualquier atisbo de intolerencia o discriminación que pueda salpicar la actividad deportiva.

Sin duda una sociedad que haga más deporte será una sociedad no sólo más sana sino también más justa, más solidaria y con mayor espíritu para trabajar en objetivos comunes. Por eso no entiendo que el deporte siga siendo el “hermano pobre”, la asignatura que en los colegios se queda en dos míseras clases de 45 minutos y que directamente se reduce a cero en 2ª de Bachillerato, la actividad (ir al gimnasio o participar en eventos populares, aunque sean de niños) que sigue pagando el 21% mientras el cine, el teatro y hasta los toros están en el 10%. Invertir en deporte es lo más rentable que puede hacer cualquier sociedad no sólo por lo que se ahorra indirectamente en Sanidad sino porque no hay otra forma más eficaz para mejorar sus valores.

 

DESDE SPORTLIFE